Tax Freedom Day

10 06 2008

No, no se trata de ningún “Día de” a los que nos tienen habituados últimamente. Se trata más bien del nombre que la sociedad PriceWaterhouseCoopers da al día en el que cada residente (en este caso belga) ha acabado de pagar todos sus impuestos y “empieza a trabajar para sí mismo” o, traducido al español cañí, a cuántos días de salario equivale el importe total anual de impuestos que paga un trabajador.

PriceWaterhouseCoopers ha trabajado en colaboración con la Universidad Católica de Lovaina para realizar este estudio anual sobre la fiscalidad en Bélgica y llegar a la misma conclusión que los últimos tres años; que el día fatídico para los trabajadores de este pequeño país sigue siendo el 10 de junio, es decir, ¡un belga trabaja la mitad del año para el Estado!.

Las fechas fatídicas en los países de su entorno no se distancia mucho: el 9 de junio para los alemanes, el 7 para los franceses y el 2 para los británicos. En otra división juegan los norteamericanos (23 de abril) o los suizos (14 de abril).

¿Cómo se calcula el “Tax Freedom Day”? Pues, dividiendo el total de las cargas fiscales, incluidas las cotizaciones sociales, entre el Producto Interior Bruto (PIB).

El informe íntegro puede obtenerse (en inglés) aquí.

 

Anuncios