Historias desordenadas (2)

6 07 2008

Ochocientos kilómetros en el coche de la abuela.

Un joven alemán de 13 años ha recorrido 800 kilómetros antes de ser localizado cerca de París tras haber cogido “prestado” el coche automático de su abuela porque se “aburría y quería descubrir un poco de mundo” (sic).

Su intención era alcanzar la Costa Blanca en dónde había vivido tres años y para ello, en un recorrido que duró más de 38 horas, cruzó Amsterdam, Rotterdam, Bruselas y París hasta que fue localizado en una gasolinera tras haberse equivocado en la selección de combustible para el llenado del depósito de su vehículo. El joven eligió “diesel” en lugar de “súper” y eso provocó la intervención del personal de la gasolinera.

Exito apabullante en el ojo de Londres.

La gran noria panorámica London Eye (o Millenium Wheel), situada frente al palacio de Westminster (sede del Parlamento) y al Big Ben, ha alcanzado el nivel de las atracciones turísticas más populares en todo el mundo. Acoge, cada año, más turistas que la catedral St Paul de Londres, el Taj Mahal indio o las pirámides de Egipto y acaba de superar la cifra de 30 millones de visitantes.

Entre sus ilustres visitantes (y fans incondicionales) aparecen los nombres de gente como el príncipe Harry y su padre, el príncipe Carlos, la top model Kate Moss (que ya ha subido 25 veces) o la actriz norteamericana Jessica Alba (que la visitó en más de 30 ocasiones).

Anuncios