eCall

25 06 2008

La Unión Europea se ha marcado como objetivo para el año 2010 reducir en un 50% el número de víctimas de accidentes de tráfico con respecto a 2001, adoptando para ellos diversas medidas entre las que se encuentra la llamada “eCall“, un sistema basado en la utilización del número de urgencias europeo 112 y que permitiría la interoperatividad entre los vieintisiete miembros de la Unión.

Se trata de un dispositivo instalado en el vehículo que lanza una llamada de urgencia al centro de emergencias más apropiado (lo que se ha denominado PSAP, Public Service Answering Point) al tiempo que transmite un cierto número de informaciones relativas al vehículo y su localización. El aviso hacerlo manualmente cualquier ocupante del vehículo o podría activarse automáticamente cuando los diversos captores instalados en el automóvil considerasen que se trata de un accidente grave.

Lo interesante de este sistema es la inmediatez y la precisión puesto que el sistema alerta de forma inmediata a los servicios de emergencias señalando con total exactitud el lugar en dónde se ha producido el siniestro lo que permitiría reducir considerablemente el tiempo de reacción de los servicios de socorro (según un estudio llevado a cabo para analizar el sistema, el tiempo de reacción en las zonas rurales se reduciría a la mitad y en las zonas urbanas disminuiría en un 40%).

Se estima que el sistema “eCall” podría salvar unas 2500 vidas al año en toda la UE y, sobre todo, reducir sensiblemente la gravedad de las heridas en un 15% de los casos. Además, gracias a la disminución de tiempo de las operaciones de rescate, el dispositivo permitiría asimismo reducir los atascos derivados de los accidentes de circulación.

El funcionamiento de este sistema necesita de la modernización de los servicios de recepción de llamadas de urgencia para poder operar con las informaciones automáticas enviadas por los vehículos. Su instalación y puesta en funcionamiento en los automóviles y en los centros de emergencias tiene un coste estimado de 4 mil millones y medio de euros al año pero esta inversión acabaría permitiendo un ahorro de 26 mil millones anuales en los costes derivados de los accidentes.

La Comisión Europea había previsto una hoja de ruta que tenía como principales etapas:

  • llegar a un acuerdo sobre el plan de desarrollo, el modelo de empresa y las normas para el sistema “eCall“, junto con las especificaciones completas del mismo, antes de finalizar el año 2006.
  • ensayos sobre el terreno y equipamiento o modernización de los centros de recepción de llamadas de emergencias para adaptarlos al nuevo sistema, durante 2007
  • a partir de finales de 2009, introducción del sistema “eCall” como equipamiento de serie en todos los vehículos comercializados

La semana pasada el Parlamento Europeo adoptó un informe (417 votos a favor, 6 en contra y 5 abstenciones) que propone incluir el sistema de emergencia europeo eCall en equipamiento de serie de todos los vehículos a partir de 2010, insta a la Comisión a dar prioridad a los países en donde la disponibilidad de sistemas inteligentes sigue siendo escasa y emplaza a los países que todavía no han suscrito el Memorándum de Acuerdo (14 de los 27 Estados miembros) a que lo hagan lo antes posible.

Asimismo, la Eurocámara recuerda el objetivo de la Comisión de lograr, a partir de 2012, que todos los vehículos nuevos tengan instalado el control electrónico de estabilidad con el que podrían salvarse anualmente 4000 vidas y evitarse 100.000 heridos en las carreteras europeas.

Anuncios




Voters reject Lisbon Treaty (II)

14 06 2008

Carlos Carnero, vicepresidente del Partido Socialista Europeo, y miembro de la Convención Europea que preparó la fallida Constitución Europea escribe hoy, en su blog y en el diario El País, “La hora de la verdad para Europa” un artículo lleno de sentimiento europeísta  en el que la idea princial es: ¡hay que mirar al futuro y seguir  adelante!





Reforma del sector vitivinícola en la UE

12 06 2008

El Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores celebrado en Luxemburgo el 29 de abril de 2008 ha adoptado un Reglamento por el que se reforma la organización común del mercado vitivinícola de la UE.
La reforma persigue los siguientes objetivos:

  • aumento de la competitividad de los productores vinícolas europeos
  • recuperación de mercados tanto dentro como fuera de la UE
  • equilibrio entre la oferta y la demanda
  • simplificación de la normativa
  • conservación de las mejores tradiciones de la producción vinícola europea
  • refuerzo del tejido social en las zonas rurales, y
  • respeto del medio ambiente

Entre sus elementos esenciales cabe mencionar los siguientes:

  1. Un régimen de primas por arranque. La participación será voluntaria y estará sujeta a ciertas condiciones. Además de los fondos comunitarios asignados a estas primas, los Estados miembros podrán otorgar ayudas nacionales complementarias sin superar el 75% del importe de la prima ya atribuida.
  2. Posibilidad de optar al régimen de pago único para quienes hayan arrancado viñedos, dando lugar al pago del valor de la media regional de ayuda directa disociada, con un máximo de 350 €/ha.
  3. Supresión en 2015 de los derechos de plantación, con algunas excepciones hasta 2018
    Atribución de dotaciones nacionales que cada Estado miembro podrá asignar a la financiación de diversas medidas, como la promoción de los vinos europeos en terceros países, la reestructuración y reconversión de los viñedos, la modernización, la vendimia en verde, fondos de inversión colectiva, los seguros de cosechas y medidas transitorias para la destilación y los mostos.
  4. Un informe de evaluación relativo a los efectos de la reforma, que la Comisión deberá presentar en 2012.
  5. La posible indicación de la variedad de uva y la cosecha para todos los vinos, en determinadas condiciones.
  6. Un procedimiento de protección de las denominaciones de origen o indicaciones geográficas
    Criterios sobre adición de azúcar (chaptalización)

La reforma será aplicable a partir del 1 de agosto de 2008, con las siguientes excepciones:

  • 30 de junio de 2008 para el régimen de arranque y para los programas de apoyo;
  • 1 de agosto de 2009 para las disposiciones sobre prácticas enológicas, protección de las denominaciones de origen, indicaciones geográficas y términos tradicionales, etiquetado y presentación, registro vitícola, declaraciones obligatorias, documentos de acompañamiento y registros de productos;
  • 1 de enero de 2008 para las excepciones a la prohibición de la vinificación de uvas de determinadas zonas a tenor el artículo 2, apartado 3 del Reglamento (CE) n.° 1493/1999; 1 de enero de 2009 para diversas modificaciones del Reglamento (CE) n.° 1782/2003.

El nuevo Reglamento sustituye al Reglamento 1493/1999 por el que se establece la organización común del mercado vitivinícola. Sus disposiciones se ajustan todo lo posible a la OCM única(1) a la que deberá incorporarse más adelante. Es parte de una reforma de la política agrícola común de la UE que se inició en 2003 con los cultivos herbáceos y el ganado y prosiguió en 2004 con el aceite de oliva, el tabaco y el algodón, en 2006 con el azúcar y en 2007 con las frutas y hortalizas. Tiene en cuenta asimismo las políticas comunitarias de desarrollo sostenible, mejora de la competitividad, simplificación y calidad de la legislación.

(1) Reglamento (CE) n.° 1234/2007 del Consejo, de 22 de octubre de 2007, por el que se crea una organización común de mercados agrícolas y se establecen disposiciones específicas para determinados productos agrícolas (Reglamento único para las OCM), DO L 299 de 16.11.2007, p. 1





Londres, la ciudad más influyente del mundo.

11 06 2008

“… para todo lo demás está Mastercard“. Esta frase, que forma parte de diversos anuncios publicitarios, y que seguro todos ustedes conocen, me ayuda a hablarles del “MasterCard Worldwide Centres ofCommerce Index 2008  (en inglés).

Se trata de un informe que la empresa Mastercard realiza por segundo año consecutivo para identificar las ciudades con mayor influencia en la economía mundial (en 2007 habían analizado 63 y publicado una lista de las 50 primeras; en 2008 la lista de ciudades estudiadas aumenta en 12 y la publicación recoge la totalidad) analizando para ello siete tipos de indicadores (marco legal y político, estabilidad económica, facilidad para hacer negocios, flujo financiero…) que permiten establecer una lista de posiciones. Al mismo tiempo, para cada indicador se muestran las ciudades con los diez mejores resultados.

La lista global la encabeza Londres seguida de Nueva York, Tokio, SingapurChicago, Hong Kong, París, Frankfurt, Seúl, Amsterdam y Madrid, que ocupa la décimoprimera posición, subiendo cinco puestos con respecto al año anterior. Barcelona ocupa la posición 38 (baja cinco peldaños en comparación a 2007).