Voters reject Lisbon Treaty

14 06 2008

Ultimamente está de moda atacar la construcción europea calificándola de ultraliberal, poco social y ceñida exclusivamente al ámbito económico.
Desgraciadamente una importante mayoría de nuestras sociedades no ha entendido que “Bruselas” son ellos a través de los representantes políticos que han elegido en sus respectivos países. Bruselas no es un ente; se trata de la representación de la voluntad de los 27 estados miembros y las decisiones de más calado se toman por el método de la codecisión (Consejo y Parlamento).
La Comisión tiene como deber principal el velar por el interés general y, a pesar de lo que pueda parecer, lo hace de una forma muy seria y profesional.
Muchos de los problemas vienen por el poder que el Consejo (representación de los estados miembros) tiene para modificar y/o vetar iniciativas.
Aquellos que tanto critican la construcción europea y que se regocijan en el “no” de Irlanda al Tratado de Lisboa deberían saber que, entre otras cosas, dicho Tratado daba mucho más poder al Parlamento Europeo (o lo que es lo mismo, al poder del “pueblo” puesto que sus miembros son elegidos periódicamente por parte de la población europea).
El avance irlandés es indudable (y el español y el portugés y…) y una parte muy importante tiene el origen en su pertenencia a la Unión Europea.
Además, delante de cada ocasión “dura” que se presenta, el político de turno dice “es la culpa de Bruselas”; cuando la ocasión es “madura” le falta tiempo para apuntarse el tanto. ¡Así nos va!

Por cierto, en la edición digital del diario La Voz de Galicia, ayer, día en el que Irlanda ha votado “NO” en el referéndum de ratificación del Tratado de Lisboa, en Ourense, constructores, comerciantes y vecinos del casco histórico “exigen” al Ayuntamiento que cree subvenciones que puedan paliar la exclusión de la ciudad del plan europeo Urban (que hubiese traído a esa ciudad más de 14 millones de euros).

Ahora mismo me siento decepcionado ante el aumento del “ombligismo” y la negativa al esfuerzo propio tras haber disfrutado del de otros.

Anuncios