Eslovaquia se incorpora al euro (II)

8 07 2008

El Consejo de Asuntos económicos y financieros de la Unión Europea (ECOFIN), en su reunión de hoy martes 8 de julio de 2008 ha decidido que Eslovaquia adopte como moneda el euro a partir del 1 de enero de 2009. Esta decisión da un margen de seis meses a las autoridades eslovacas para poner en marcha todos los preparativos necesarios al cambio al tiempo que aumenta la zona euro a un total de dieciséis países.

El Consejo ha adoptado los reglamentos que fijan definitivamente la tasa de cambio entre la corona eslovaca y el euro y dicha tasa ha sido fijada a 30,1260 coronas eslovacas por 1 euro.

Eslovaquia es el cuarto país, tras la ampliación, en adoptar el euro como moneda propia, tras Eslovenia que lo hizo en enero de 2007 y Chipre y Malta que lo hicieron un año más tarde, en enero de 2008.

Anuncios




La inflación alcanza el 4% en la zona euro

1 07 2008

Según una estimación rápida que acaba de publicar Eurostat, la  tasa de inflación anual de la zona euro habría alcanzado el 4% en el mes de junio 2008, lo que significa un aumento del 0,3% con respecto al mes de mayo.

El análisis completo se publicará a mediados del mes de julio.





Política de desarrollo rural

27 06 2008

El Comité de Desarrollo Rural ha emitido el pasado miércoles 25 de junio, un dictamen favorable sobre los programas de desarrollo rural para todas las regiones españolas para el período 2007-2010.

Teniendo en cuenta que,

  • las zonas rurales ocupan un 91% del territorio y albergan un 20% de la población
  • un 50% de la superficie total del país se compone de tierras agrarias y un 79% de las mismas forman parte de las cosideradas Zonas Menos Favorecidas
  • un 15% de los terrenos agrarios son de regadío
  • el 75% del consumo total de agua en España se dedica al regadío

el mayor reto al que se enfrenta España es el de poner freno a la despoblación rural, motivada por la escasez de agua, el clima o las condiciones de vida derivadas de la topografía, entre otras. Este reto es todavía más importante cuando sabemos que la agricultura constituye la principal fuente de mantenimiento de la población y del empleo en las zonas rurales.

España aplica su política de desarrollo rural a través de programas elaborados por las Comunidades Autónomas (CCAA) que han presentado 17 proposiciones regionales y 2 horizontales. España ejecutará el marco nacional (“Red Rural Nacional“) mediante un programa de red nacional que abarca todo el territorio rural español.

La inversión total ascenderá a más de 250 millones de euros, de los que la mitad (125) serán financiados por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Dentro de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) que se inició en 2003, también se revisó la política de desarrollo rural, estableciendo los tres ejes fundamentales que regirán su futuro:

  • mejorar la calidad de vida y fomentar la diversificación de las actividades económicas
  • apoyar la gestión de las tierras y mejorar el medio ambiente, y
  • mejorar la competitividad de la agricultura y la silvicultura.




Eslovaquia se incorpora al Euro

22 06 2008

Ya es oficial. En la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, celebrada en Bruselas el 19 y 20 de junio de 2008, se ha dado el visto bueno político para que, el próximo 1 de enero de 2009, Eslovaquia adopte el euro como moneda oficial en sustitución de la corona eslovaca, conviertiéndose así en el primer país del antiguo bloque soviético en incorporarse a la moneda única (punto número 42 de las conclusiones finales).

Esta decisión debe ser refrendada, el 8 de julio próximo, por los ministros europeos de economía de los vientisiete en una etapa considerada de puro trámite. A partir de ese momento el gobierno eslovaco dispondrá de seis meses para preparar la llegada de los billetes y las monedas del euro, principalmente adoptando todas las medidas necesarias para evitar que, aprovechando este cambio, los diversos actores de la economía nacional opten por aumentar los precios. Este proceso de adaptación será seguido muy de cerca por la Comisión Europea, muy atenta a cualquier movimiento que pueda disparar aún más la inflación existente.

A partir del 1 de enero de 2009, el euro estará presente en 16 de los 27 países miembros de la Unión Europea. Del total de quince Estados que formaban la UE antes de la ampliación de mayo de 2004, doce países adoptaron el Euro como moneda oficial (no se han unido a ella, Dinamarca, Gran Bretaña y Suecia) y a ellos se han sumado Eslovenia en 2007 y Malta y Chipre en 2008. Eslovaquia lo hará en 2009.





Voters reject Lisbon Treaty (y III)

17 06 2008

En estos últimos días se habla mucho del “Tratado de Lisboa” que los irlandeses han rechazado en el referéndum del pasado jueves 12 de junio de 2008 y de lo correcto de su decisión. Evidentemente la Unión Europea continuará funcionando pero, a medio o largo plazo, la pregunta que queda sin resolver es saber si se podrán aprovechar los avances incluidos en dicho acuerdo y que tenían como objetivo hacer más eficaz la Unión.

A grandes rasgos estos son algunos de los avances que trae consigo la nueva norma:

  1. Mayoría cualificada. Los veintisiete paises querían eliminar la regla de la unanimidad en vigor actualmente para las decisiones que tuviesen relación con la inmigración, la libre circulación de trabajadores, la política común de transportes, el control de fronteras, la cooperación judicial en temas penales o las medidas de apoyo a la cultura entre otras y obtener de ese modo acuerdos más rápidos que respondiesen con mayor eficacia al interés general.
  2. Criterios para obtener la mayoría cualificada. Con el nuevo Tratado la mayoría cualificada se obtendrá con, al menos, el 55% de los Estados miembros (o lo que es lo mismo, 15 sobre 27), que representen, al menos, un 65% de la población total.
  3. Mantenimiento del voto por unanimidad. En las materias consideradas sensibles (seguridad social, defensa, fiscalidad o cooperación policial operativa) las decisiones continuarán adoptándose por unanimidad.
  4. Modificación de los puestos de responsabilidad. El Consejo europeo tendrá un presidente permanente (con un mandato de dos años y medio) que asegurará eficazmente una continuidad en la línea de trabajo (actualmente cada país ejerce la presidencia del Consejo por un período de seis meses). Además, se creará la figura del Ministro de Asuntos Exteriores Europeo que será al mismo tiempo Vicepresidente de la Comisión Europea (en sustitución del Alto Representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, puesto que ocupa actualmente el español Javier Solana) con el objetivo de cohesionar la política exterior común y dotarla de una única identidad.
  5. Reducción del número de Comisarios. En el año 2014, la Comisión Europea pasará a tener únicamente 18 comisarios (en lugar de los 27 actuales) elegidos por rotación entre los Estados miembros. Este punto ya estaba contemplado en el vigente Tratado de Niza que acercaba la fecha al próximo año 2009.
  6. Más democracia. El nuevo Tratado da mucho más poder al Parlamento Europeo (cuyos miembros son elegidos democráticamente por la población de cada país) en temas legislativos y económicos. Además, el Parlamento elegirá al Presidente de la Comisión Europea.
  7. Ampliación del Parlamento Europeo. El Tratado de Lisboa prevé el aumento del número de parlamentarios hasta 751 (contra los 736 del Tratado de Niza actualizado).
  8. Iniciativa ciudadana. Una importante novedad incluida en la normativa firmada en Lisboa por los jefes de Estado y de Gobierno es la “iniciativa ciudadana” que permitirá a un millón de europeos solicitar a la Comisión Europea que adopte una proposición apropiada sobre cualquier materia.

Francia, titular de la presidencia de turno europea en el segundo semestre de 2008 tiene un largo y difícil camino a recorrer.





Voters reject Lisbon Treaty

14 06 2008

Ultimamente está de moda atacar la construcción europea calificándola de ultraliberal, poco social y ceñida exclusivamente al ámbito económico.
Desgraciadamente una importante mayoría de nuestras sociedades no ha entendido que “Bruselas” son ellos a través de los representantes políticos que han elegido en sus respectivos países. Bruselas no es un ente; se trata de la representación de la voluntad de los 27 estados miembros y las decisiones de más calado se toman por el método de la codecisión (Consejo y Parlamento).
La Comisión tiene como deber principal el velar por el interés general y, a pesar de lo que pueda parecer, lo hace de una forma muy seria y profesional.
Muchos de los problemas vienen por el poder que el Consejo (representación de los estados miembros) tiene para modificar y/o vetar iniciativas.
Aquellos que tanto critican la construcción europea y que se regocijan en el “no” de Irlanda al Tratado de Lisboa deberían saber que, entre otras cosas, dicho Tratado daba mucho más poder al Parlamento Europeo (o lo que es lo mismo, al poder del “pueblo” puesto que sus miembros son elegidos periódicamente por parte de la población europea).
El avance irlandés es indudable (y el español y el portugés y…) y una parte muy importante tiene el origen en su pertenencia a la Unión Europea.
Además, delante de cada ocasión “dura” que se presenta, el político de turno dice “es la culpa de Bruselas”; cuando la ocasión es “madura” le falta tiempo para apuntarse el tanto. ¡Así nos va!

Por cierto, en la edición digital del diario La Voz de Galicia, ayer, día en el que Irlanda ha votado “NO” en el referéndum de ratificación del Tratado de Lisboa, en Ourense, constructores, comerciantes y vecinos del casco histórico “exigen” al Ayuntamiento que cree subvenciones que puedan paliar la exclusión de la ciudad del plan europeo Urban (que hubiese traído a esa ciudad más de 14 millones de euros).

Ahora mismo me siento decepcionado ante el aumento del “ombligismo” y la negativa al esfuerzo propio tras haber disfrutado del de otros.





Reforma del sector vitivinícola en la UE

12 06 2008

El Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores celebrado en Luxemburgo el 29 de abril de 2008 ha adoptado un Reglamento por el que se reforma la organización común del mercado vitivinícola de la UE.
La reforma persigue los siguientes objetivos:

  • aumento de la competitividad de los productores vinícolas europeos
  • recuperación de mercados tanto dentro como fuera de la UE
  • equilibrio entre la oferta y la demanda
  • simplificación de la normativa
  • conservación de las mejores tradiciones de la producción vinícola europea
  • refuerzo del tejido social en las zonas rurales, y
  • respeto del medio ambiente

Entre sus elementos esenciales cabe mencionar los siguientes:

  1. Un régimen de primas por arranque. La participación será voluntaria y estará sujeta a ciertas condiciones. Además de los fondos comunitarios asignados a estas primas, los Estados miembros podrán otorgar ayudas nacionales complementarias sin superar el 75% del importe de la prima ya atribuida.
  2. Posibilidad de optar al régimen de pago único para quienes hayan arrancado viñedos, dando lugar al pago del valor de la media regional de ayuda directa disociada, con un máximo de 350 €/ha.
  3. Supresión en 2015 de los derechos de plantación, con algunas excepciones hasta 2018
    Atribución de dotaciones nacionales que cada Estado miembro podrá asignar a la financiación de diversas medidas, como la promoción de los vinos europeos en terceros países, la reestructuración y reconversión de los viñedos, la modernización, la vendimia en verde, fondos de inversión colectiva, los seguros de cosechas y medidas transitorias para la destilación y los mostos.
  4. Un informe de evaluación relativo a los efectos de la reforma, que la Comisión deberá presentar en 2012.
  5. La posible indicación de la variedad de uva y la cosecha para todos los vinos, en determinadas condiciones.
  6. Un procedimiento de protección de las denominaciones de origen o indicaciones geográficas
    Criterios sobre adición de azúcar (chaptalización)

La reforma será aplicable a partir del 1 de agosto de 2008, con las siguientes excepciones:

  • 30 de junio de 2008 para el régimen de arranque y para los programas de apoyo;
  • 1 de agosto de 2009 para las disposiciones sobre prácticas enológicas, protección de las denominaciones de origen, indicaciones geográficas y términos tradicionales, etiquetado y presentación, registro vitícola, declaraciones obligatorias, documentos de acompañamiento y registros de productos;
  • 1 de enero de 2008 para las excepciones a la prohibición de la vinificación de uvas de determinadas zonas a tenor el artículo 2, apartado 3 del Reglamento (CE) n.° 1493/1999; 1 de enero de 2009 para diversas modificaciones del Reglamento (CE) n.° 1782/2003.

El nuevo Reglamento sustituye al Reglamento 1493/1999 por el que se establece la organización común del mercado vitivinícola. Sus disposiciones se ajustan todo lo posible a la OCM única(1) a la que deberá incorporarse más adelante. Es parte de una reforma de la política agrícola común de la UE que se inició en 2003 con los cultivos herbáceos y el ganado y prosiguió en 2004 con el aceite de oliva, el tabaco y el algodón, en 2006 con el azúcar y en 2007 con las frutas y hortalizas. Tiene en cuenta asimismo las políticas comunitarias de desarrollo sostenible, mejora de la competitividad, simplificación y calidad de la legislación.

(1) Reglamento (CE) n.° 1234/2007 del Consejo, de 22 de octubre de 2007, por el que se crea una organización común de mercados agrícolas y se establecen disposiciones específicas para determinados productos agrícolas (Reglamento único para las OCM), DO L 299 de 16.11.2007, p. 1